biblioteca

Soluciones o dispersiones acuosas

Ni el agua ni las sales, y mucho menos el resto de las biomoléculas, se encuentran aisladas en los organismos, sino que están mezclados formando disoluciones, donde el agua actúa como fase dispersante, y en ese medio ocurren todos los procesos bioquímicos de los seres vivos.

Una disolución o dispersión es una mezcla homogénea de moléculas distintas, que son las del disolvente o fase dispersante y las de soluto o fase dispersa.

En las disoluciones acuosas, la fase dispersante es el agua. Estas disoluciones se clasifican según la naturaleza de las moléculas de la fase dispersa, que serán las responsables de sus propiedades.

DISOLUCIONES ACUOSAS

Dispersiones Moleculares (o verdaderas): el soluto formado por moléculas de bajo peso molecular (sales minerales, azucares, aminoácidos, etc.)

Dispersiones Coloidales: los solutos son moléculas de gran peso molecular y tamaño. No son disoluciones verdaderas ya que el soluto puede separarse por ultracentrifugación (que es un método físico). En estas dispersiones, los solutos son macromoléculas como las proteínas, los ácidos nucleicos y los polisacáridos.

Dispersiones Coloidales hidrófilas: los solutos presentan afinidad por el agua y por tanto son estables (ya que el agua rodea sus grupos funcionales, aislándolos).

Dispersiones Coloidales hidrófobas: los solutos no presentan afinidad por el agua, sino que la repelen, por lo que son inestables.

Las dispersiones coloidales, aparte de por la afinidad entre soluto y disolvente, se pueden clasificar tomando como criterio el estado físico del soluto, de manera que serían suspensiones cuando el soluto es un sólido, y emulsiones cuando el soluto es un líquido.

Las partículas dispersas pueden provocar tres fenómenos en relación con su movimiento en el seno del agua: difusión, diálisis y ósmosis.

La difusión y la diálisis

Los líquidos presentes en los organismos son dispersiones de diversas sustancias en el seno del agua. Según el tamaño de las partículas se formarán dispersiones moleculares o disoluciones verdaderas como ocurre con las que se forman con las sales minerales o por sustancias orgánicas de moléculas pequeñas, como los azúcares o aminoácidos.

Las partículas dispersas pueden provocar además del movimiento de ósmosis, estos otros dos:

  • La diálisis. En este caso pueden atravesar la membrana además del disolvente, moléculas de bajo peso molecular y éstas pasan atravesando la membrana desde la solución más concentrada a la más diluida. Es el fundamento de la hemodiálisis que intenta sustituir la filtración renal deteriorada.
  • La difusión sería el fenómeno por el cual las moléculas disueltas tienden a distribuirse uniformemente en el seno del agua. Puede ocurrir también a través de una membrana si es lo suficientemente permeable.

Así se realizan los intercambios de gases y de algunos nutrientes entre la célula y el medio en el que vive.

Pruebas Acceso Grado Superior 2017 | Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies - Contacto

Web realizada por: CREGARRU

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar